Posteado por: Antonio | 10 diciembre, 2013

Una metodología de investigación que merece ser leída con atención

En estos tiempos en los que la Investigación está tan de capa caída en nuestro país, en donde no se apuesta nada por ella, en donde los poquitos investigadores vocacionales que tenemos deben marcharse al extranjero, viene muy bien un soplo de aire fresco, un canto a la investigación más pura, una forma de ver la investigación como nunca antes: Os invito a que leáis el documento escrito por nuestra queridísima Preciada Azancot sobre su metodología de investigación. A mí me ha resultado fascinante y me ha motivado a intentar tener esa actitud investigadora en todas las facetas de mi vida.

Aquí el arranque del documento:

Resumen de mi metodología de investigación MAT

Preciada Azancot

Sobre la base de un amor apasionado, casi excluyente e indesmayable -vocacional éste- por la VERDAD que siempre libera, alivia de pesos muertos y permite fluir en más libertad, se yergue, respetuosa, sobrecogida, la OBEDIENCIA al orden de lo que nos supera a todos y así nos apacigua al aceptar, gozosos, más y mejor acceso a la presencia de Finalidades infinitas que alimentan la alegría de la certeza de encontrar, siempre, más y mejor Verdad en el encantamiento por la diversidad.

Por ello, la ética de mi investigación se basa primero y ante todo en el terror y en el rechazo a tener una teoría o hipótesis de partida. Pues anularía y falsearía la veracidad y la pureza de la indagación. A lo sumo me permitiría tener una pregunta, si bien ésta fuese una pregunta existencial, es decir, un interrogante que, desde niña, me formulaba con pasmo y candor. Si esta pregunta busca alguna finalidad oculta al entendimiento del niño, mejor. En mi caso, desde los tres años de edad, me pasmaba visualizar de repente a los seres humanos como en dibujos animados, caminando por saltos sobre sus cabezas y pensando con los pies, y me preguntaba para qué harían esto ya que estábamos todos construidos para caminar cómodamente sobre los pies y pensar tranquilamente con la cabeza.

Esta obediencia y el horror por el ego condicionan y garantizan mi ÉTICA como investigadora. Lo primero en dicha ética consiste en mi sólido hábito de borrarme, privilegiando la seguridad del otro sobre la mía propia, así como el ansia de encontrar mis propios puntos débiles o tóxicos para no amenazar la integridad del entorno.

Este hábito obediente de buscar lo malo y lo tóxico en mí misma antes que en los demás son la fuente y garantía de afinar mi comprobada habilidad para el diagnóstico (propio y ajeno) como parte privilegiada de la SEGURIDAD. Igualmente, la seguridad me ha permitido trazar límites al propio campo de investigación personal y asegurar el respeto e integridad de los descubrimientos y obras ajenas que preceden al arranque de la investigación propia y la facilitan. En mi caso, sólo me interesaba responder a la pregunta que me inquietaba desde la infancia. Pero para eso, tuve que estudiar a fondo Derecho Internacional, ingeniería y psicología (ver Curriculum Vitae) antes de descubrir el MAT cuyo padre considero a Eric Berne(creador del Análisis Transaccional) y cuya madre a Karl Gustav Jung (creador del análisis junguiano -tb. llamado psicología analítica).”

Para leer el documento completo, por favor, haz click aquí.

Anuncios

Responses

  1. uauuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

  2. Mi apoyo a la investigación, del tipo que sea, y a los investigadores!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: